Author Archives: admin

  • 0

Medicina Tradicional China

En todas la épocas y en todas las civilizaciones, la naturaleza que nos rodea ha sido considerada por los humanos como un reflejo de nuestro funcionamiento interior, tanto fisiológico como psicológico. En su entorno natural, el hombre siempre ha encontrado puntos de referencia, señales que le han permitido construir sus propios ciclos. Son los chinos los que más han profundizado en el estudio de los elementos naturales y sus correspondencias con el ser humano. Organizaron sus observaciones en un sistema perfectamente coherente, que abarca todos los aspectos de la adaptación del hombre a su entorno. Surge así un sistema holista llamado Medicina tradicional china (MTCH) que cree en la capacidad propia del cuerpo para la auto curación. Partiendo de un axioma taoísta fundamental; que el hombre es un universo, un microcosmos; su existencia individual es inseparable de la manifestación cósmica total y de esta conexión dependerá el estado de salud o enfermedad. Esta visión integradora ha logrado persistir por cientos de años y ayudado a que el individuo puede aprender a vivir en armonía con lo que le rodea, a escuchar sus propios ritmos interiores, a preservar su salud y a cultivar la alegría de vivir.
Los conocimientos básicos de la medicina tradicional china incluyen principalmente las teorías del yin-yang (opuestos complementarios), de los cinco elementos y sus zang-fu (órganos- vísceras), de los canales o meridianos de energía con sus colaterales, del chi (energía) y de la sangre (xue) e los líquidos corporales. También se considera la etiología, diferenciación de síndromes y los métodos de diagnóstico.
El diagnostico oriental se basa en una anamnesis profunda sobre los signos y síntomas que presente el paciente, en la observación de la lengua (Glosodiagnosis) como también del rostro e cuerpo, y en la palpación principalmente del pulso radial (Pulsologia).
La acupuntura, la moxibustion, el tui-na (masaje) y la fitoterapia constituyen los métodos de tratamiento de base y más utilizados.


  • 0

Masaje Tui-na

El cuerpo, sabio maestro del aprendizaje,  es parte de nuestra conciencia en conexión con el todo. Escucharlo, atenderlo y estar siempre presente en él es el gran desafío para el ser humano.


  • 0

Medicina holística

Occidente y Oriente unidas en pos de la salud

 

En esta nueva era que estamos viviendo, el concepto de unidad está siendo enraizado en nuestro planeta. Hace años que el mundo se está fusionando en sus culturas. Nutriéndose en el arte, la música, creencias, moral, leyes… En el área de la salud tanto en occidente, (con su medicina alopática, homeopática, antroposofíca,  fisioterapia, medicina germánica, osteopatía y otras), y en oriente (con la medicina natural, principalmente la ayurveda y la medicina china), se están complementando a pasos agigantados para poder ofrecer al ser humano una  nueva conciencia sobre la salud.

Nuestro organismo es una unidad y como tal todas sus partes están unidas e interrelacionadas, así como también lo está al cosmos. Nada está separado en este universo. Como dijo el físico Amit Goswami: “Cuando nos comprendamos a nosotros mismos y a nuestra conciencia, también comprenderemos el universo, y la separación desaparecerá”. Somos responsables de todas nuestras vivencias por lo tanto de la salud también.

Tanto la osteopatía como la medicina china a pesar de sus raíces tan alejadas en tiempo y espacio comparten dentro de su filosofía la conexión con la naturaleza y su sabiduría que existe y actúa en nosotros, uniendo todo lo manifiesto en la existencia, desde lo micro a lo macro; desde las relaciones que tenemos con nuestro mundo interno ( emociones y pensamientos), hasta el externo con el clima, los virus, bacterias, radiaciones, electromagnéticas, cosmo-teluricas,  ondas de radiofrecuencia baja…;e incluyendo también la interrelación de las emociones y pensamientos del otro y la influencia de otras dimensiones de la realidad.

Es muy importante que el paciente tome verdaderamente conciencia de lo que ocurre fuera y dentro de él. Que haga una introspección frente a su situación personal, y conozca el origen de su falta de salud, lo acepte, comprenda e incorpore con compasión, humildad y amor.


  • 0

Osteopatía

Su fundador, Andrew Taylor Still, médico y sacerdote, llamo a este nuevo arte de curar Osteopatía  en junio de 1874  en los Estados Unidos. Adopto esta palabra para definir a esta reciente ciencia. Las raíces griegas de este término son: Osteon, el hueso, el tejido; y pathos, no el sentido de enfermedad, sino en el sentido de “lo que viene desde adentro”, como la simpatía o antipatía. Osteopatía significa, pues, lo que viene desde adentro a través de los huesos, de los tejidos. Para Still, esta palabra expresa la noción de enfermedad, de perturbación de los tejidos y no la patología de los huesos.

La práctica osteopatica es un método terapéutico suave, que posibilita detectar irregularidades en los distintos sistemas del cuerpo (articular, muscular, nervioso, visceral y los líquidos corporales), y normalizarlos a través de un cuidadoso método de tratamiento.

Los malos hábitos, el stress, la falta de higiene, accidentes, intervenciones quirúrgicas, golpes, problemas emocionales pueden generar tensiones y bloqueos en diferentes partes del cuerpo. Cada tensión en uno o en varios sistemas va a disminuir la vitalidad de cada persona. Eso se puede sentir como mala digestión, molestias, dolor u otros síntomas. La vitalidad, la fuerza vital inherente a cada individuo se va expresar a través de la circulación de los líquidos (fluidos)-sangre, linfa, líquido cefalorraquídeos.

La finalidad de la osteopatía es la de ofrecer la posibilidad que las fuerzas de auto curación (la vitalidad inherente) puedan manifestarse. El terapeuta, respetando la vitalidad, el ritmo individual, el propio tiempo del paciente, ayuda a restablecer la armonía.

El paciente tiene una participación activa durante el tratamiento y entre las sesiones son esenciales para su mejoría, pero sobre todo es, la toma de conciencia en relación a sus síntomas y el origen de ellos para el comienzo de su curación.


Buscar